Primera experiencia en una “cabin” noruega | Erasmus

Algo muy típico en noruega es lo que denominan las “cabins”. Una cabin es una cabaña que suelen tener por las montañas o en ciertas zonas de interés turístico. En nuestro caso aquí en Trondheim el club deportivo de la Universidad, el NTNUI, tiene un total de 22 cabinas esparcidas por la región de Trondelag (con esto quiero decir que no se limita a Trondheim).     El precio del alquiler de estas cabins puede variar pero es relativamente barato (no te esperes grandes lujos). Cuando me refiero que puede variar quiero decir que si eres miembro del club deportivo de la NTNU pagas 30kr (un poco más de 3 euros) la noche y para no miembros está en 60 kr (sigue siendo un precio muy razonable).Entre los pros principales de estas cabins es que se encuentran en entornos naturales que aquí en Noruega son espectaculares por lo que podrás disfrutar de la belleza de este país.   Pensando en alguna contra creo que puede ser que no tienen duchas entonces si vas a estar varios días a lo mejor lo echas de menos. Algunas personas optan por bañarse en algún río o lago cercano (no se si me la jugaría en algunas […]

Descubriendo la vida en Trondheim | Erasmus

Hace ya casi 3 meses que partí de mi querida Madrid. Digo querida porque no añorar lo que ha sido mi casa durante los últimos 21 años habría sido extraño. Nunca pensé que dos ciudades pudieran cambiar tanto. No lo digo por la temperatura que aunque esta mañana variara en 15 grados respecto a Madrid (allí hacía frío a 5ºC y aquí estábamos a -10ºC) lo digo por todo lo demás, la gente Noruega es bastante más cerrada. Es difícil de comprender algo tan simple como hacer un pequeño saludo “Hey” cada vez que ves a alguien conocido… como queriendo decir “Hola, te he visto y te saludo como por educación” o “Oye nos presentaron el otro día y me acuerdo de ti” intentando no parecer borde. Para ellos es sinónimo de tener que pararse a hablar y eso no suele terminar de convencerles. Respecto a la vida aquí pues que te voy a decir es como vivir en un sueño constante porque cuando llegué todo era de color verde (y aunque creamos lo contrario la gente de Madrid no estamos acostumbrados a ver las cosas así).  Ahora pues ha cambiado un poco el panorama con la llegada de la primera […]